Tres Imprescindibles del Carvado de Sellos.

«Tres imprescindibles del Carvado de Sellos”, es el primero de una serie de posts que he escrito sobre esta maravillosa técnica. Te los iré presentando en los próximos días para que puedas inciarte de una manera sencilla y práctica.

Descubrí el mundo de los sellos hace 4 años casi por casualidad y a día de hoy es una de mis técnicas favoritas. Es muy versátil y sus aplicaciones son múltiples y variadas: papel, tela, cartón, cerámica, madera… Si acaba por fascinarte y la pones en práctica, enseguida te darás cuenta de todas las posibilidades que tiene.

En este post, te escribo sobre los materiales y recursos imprescindibles que necesitas para iniciarte de forma sencilla y sin dar demasiados rodeos. 

Durante la semana, iré publicando una serie de posts más extensos relacionados con el Carvado de Sellos. Te explicaré los materiales de manera más extensa, características y conclusiones. Y también, cómo carvar un sellos en 4 sencillos pasos y alguna que otra cosa más.   

De momento, y sin más lío, aquí te dejo los “Tres imprescindibles del Carvado de Sellos”. 

1. PLANCHA DE CARVADO. 

A la hora de escoger una plancha de carvado, es importante saber qué quieres hacer con ella. Yo suelo trabajar sobre tela y, después de probar varias, me quedo con la marca FACTIS

Es una goma de color azúl claro con un grosor de 0,6cm. La puedes encontrar en planchas de diferentes dimensiones dependiendo del diseño que quieras carvar. 

Es flexible y eso hace que pueda adaptarse a diferentes superficies tanto planas como curvas. Si necesitas que sea menos flexible, con ponerle una base de cartón o madera bastará. 

Su alta densidad la hace una goma muy resistente en el tiempo. 

Sin duda, relación calidad-precio es de las mejores del mercado. 

2. GUBIAS

Las puedes encontrar de muchas marcas y, dependiendo de tu nivel, no hará falta que te gastes demasiado dinero para tener unas buenas gubias. 

La primera que yo utilicé fue de la marca Reig. Es fácil de utilizar y la calidad es buena. Viene en un estuche con 5 puntas intercambiables y un mango. Para dar tus primeros pasos es más que suficiente. 

No obstante, si no te importa gastarte algo más de dinero (unos 15€), te recomiendo que vayas directamente a adquirir la de la marca Speedball. Es más profesional y a la hora de trabajar se agradece mucho. 

Las diferentes puntas pueden guardarse en el mismo mango y, aunque intercambiarlas es un poco más engorroso que en la Reig, no es excesivamente complicado. 

DÓNDE CONSEGUIR LOS MATERIALES.

Existen infinidad de tiendas en internet y/o físicas donde puedes conseguir estos materiales y muchos más. Te dejo dos enlaces donde, además de los materiales que te nombro yo aquí, podrás adquirir muchos más.

3. INSPIRACIÓN

Como he dicho al principio del post, las aplicaciones de la técnica del Carvado son casi infinitas. Por eso, he creado un tablero en mi cuenta de pinterest (pincha aquí) con muchísimas ideas de aplicaciones sobre diferentes tipos de materiales y superficies.

Espero que te ayude a despertar tu imaginación, activar tu creatividad y que sean el punto de partida de tus propios proyectos creativos. 

Aquí os dejo dos ejemplos de mis artistas favoritas:

Con estos “Tres imprescindibles del Carvado de Sellos”, inicio una serie de posts dedicados al tema que, seguro, te ayudarán a amar esta técnica tanto como yo. 

ATENCIÓN VIAJERAS: otro de los puntos positivos de esta técnica, es que todos los materiales que necesitas te caben en un neceser no demasiado grande. Esto la convierte en un pasatiempo perfecto si quieres aprender durante tus vacaciones. 

Si tienes cualquier pregunta al respecto, no dudes en escribir un comentario. ¡Nos leemos estos días con MUCHA más información!

Un abrazo, 

Alicia.

2 comentarios en “Tres Imprescindibles del Carvado de Sellos.”

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: